Perder el móvil o su robo puede convertirse en un auténtico drama.

Llevamos nuestra vida en ese objeto que nos acompaña durante las 24 horas del día. Datos personales, teléfonos, imágenes, vídeos y lo peor las tarjetas de crédito con las  que hacemos compras a través de Internet.

 

Información personal de la que se puede hacer muy mal uso y nos puede generar más de un quebradero de cabeza. Como para todo más vale prevenir.  Vamos a compartir los consejos que ofrece OCU antes y después de perder o del robo del móvil.

Antes del robo o perder el móvil, ¡protégelo!

  1. Solicita la factura
    Pide siempre la factura. Con ella no solo podremos hacer valer nuestros derechos, sino que podemos acreditar que ese número de serie nos pertenece.
  2. Apunta y guarda tu número de IMEI.
    Cada teléfono tiene su huella digital al igual que nosotros dactilar y es única. Normalmente se muestra en el embalaje con un código de 15 números.También lo puedes averiguar pulsando: *#06#.
  3. Pantalla bloqueada.
    No es ninguna tontería bloquear con un código PIN o patrón de bloqueo. No solo por si te roban o lo pierdes, ¿qué me cuentas de “las viejas del visillo” de móviles en casa o el trabajo?
  4. Existen aplicaciones anti robo.
    Para localizar tu móvil y bloquearlo en caso de pérdida o robo tienes que dar estos pasos. Descárgate: “Buscar mi iPhone”, de Apple o “Encontrar mi dispositivo”, de Android. Hay más app con funciones extra.
  5. ¿Qué es la opción de cifrado?   En los teléfonos más modernos de iPhone o a partir de Android 6.0, ya están cifrados sus datos. Si es una versión anterior debes ir a  Ajustes> seguridad>cifrado; introducir contraseña, PIN o patrón, que será solicitado cada vez que enciendas el smartphone. ¡el proceso de cifrado dura una hora! Hazlo sin prisas y batería de sobra.
  6. Las copias de seguridad.
    Ya lo decíamos en el móvil llevamos nuestra vida y perder toda esa información. Incluso nos podemos quedar sin llamar a nuestra madre, ¿te sabes su teléfono? y ¿el de quién más? Haz la copia de seguridad cada mes, ponte una fecha será más fácil, como el día 1 de cada mes.

Ya sabéis que con Android se utiliza una cuenta de Google y si es iPhone puedes utilizar iCloud.

Después del robo o perder del móvil… ¡pon a salvo tus datos!

1- Intenta localizar el móvil. 

Lo podemos hacer con la función de GPS de la aplicación de rescate. Llama a tu número, quizás alguien lo haya encontrado y te lo devuelva. A veces ocurre que das con un buen samaritano.

2- Bloquear SIM.

Yo por si acaso lo primero que haría sería llamar a mi operador y bloquear la línea. A partir de ese instante no responderás de los consumos que realice el autor del robo.

3- Eliminar información confidencial.

Si has activado la aplicación de rescate, borra todo lo que no quieras que vean los demás. Contraseñas, claves de acceso, emails, fotos, mensajes. Con esta aplicación podrás resetear a distancia, pero… ya no podrán localizar ni seguir tu teléfono.

4- Denuncia

Te acuerdas que te dijimos que guardaras tu código IMEI, pues ahora te lo va a pedir la policía. Cuidado al redactar la denuncia porque es fundamental para poder reclamar al seguro, si es que lo tienes.
5- Inhabilita el móvil.

Si has llegado a la conclusión de que no lo vas a recuperar, inhabilita el móvil. Te tocará otra vez llamar al operador, dar el código IMEI y tener la copia de la denuncia. A partir de ese momento ya no podrá utilizarse esa tarjeta SIM en España.
6- Cambia todas las contraseñas.

No sólo las tarjetas de crédito, sino de acceso a tus redes, corre electrónico.

Por seguridad cámbialo todo, no dejes rastro de tu vida.

 

 

 

CM Community Manager

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí