Cada vez son más las noticias que nos llegan acerca de challengers o retos virales. Los menores pueden correr graves peligros e incluso llegan a autolesionarse. Sin ir más lejos esta semana hemos conocido, ‘El juego de la muerte’.

Para intentar entender, ¿qué está ocurriendo?, nos hemos acercado al gabinete psicológico, Ampsico. 

Julia Romero, es psicóloga sanitaria y orientadora educativa. Trabaja en un centro educativo en contacto con niños y niñas de todas las etapas escolares. Aparte pertenece al grupo de psicólogos Ampsico. Realiza terapias y seguimiento individual a menores.

¿Por qué un menor puede llegar a autolesionarse 

Un menor puede llegar a autolesionarse cuando percibe que está inmerso en una situación emocional que no puede controlar o de la cual no puede salir. Pueden sentir soledad, frustración, ansiedad, depresión.

Son emociones negativas en su parte más extrema. Esto les produce un bloqueo mental del cual sólo pueden salir produciéndose daño.


Se trata de un impulso con el que buscan experimentar una leve “sensación de alivio”
o “descargar” la ira contenida.

Contemplan la autolesión como una vía de escape a su problema, una solución a la situación que están viviendo.

 

En principio, no tiene porque haber
relación con el intento de suicidio.

Julia, el caso del ‘Abecedario del diablo’, es una muestra más, de ¿cómo nuestros hijos e hijas, pueden autolesionarse a través de un juego o reto viral?

En nuestro país han existido casos tanto de,`El abecedario del diablo’  o ‘La ballena azul’ Son retos que consisten en dañarse a uno mismo, o bien el líder dañe a otro.  Son prácticas virales basadas en la búsqueda de aceptación por los demás.

No olvidemos que a estas edades el grupo de iguales son de vital importancia. 

Autolesionarse

Si estamos ante un niño o niña que
no se siente aceptado, 
tiene mayores probabilidades de aceptar
entrar en este tipo de ‘juegos’

También podemos estar ante un perfil de personas a las que les gusta experimentar.  Vivir sensaciones extremas. Son menores que no saben valorar el peligro de las actuaciones.

Cada vez está más de moda este tipo de retos en los que existe la posibilidad de autolesionarse, ¿a qué crees que se debe?

A mi modo de ver existen varios factores:

  1.  La facilidad y acceso a todo tipo de información a través de las nuevas tecnologías. Pero también a un uso inadecuado de ellas.
  2. Por el otro, por una baja autoestima del menor y la poca capacidad de decir “no” cuando no quiere o no le apetece hacer algo.
  3. Además de una falta de empatía o una baja gestión emocional de los que inician a sus compañeros en estas prácticas.

Los niños y niñas que participan en retos, en los que llegan a  autolesionarse o permitir que otros les hagan daño, ¿tienen alguna personalidad en particular? 

Podemos hablar de varios roles dentro de los dos juegos mencionados, el líder y quién recibe las lesiones. El líder, a mi entender, es el que tiene mayores factores de riesgo para desarrollar una patología o, al menos, una personalidad desadaptada.

Recordemos, en el juego ‘El abecedario del diablo’ (a diferencia del de ‘La ballena azul’ que es autolesivo), es el líder el que provoca daño a una tercera persona.  El niño o niña debe aguantar el dolor para ser aceptado en el grupo.

Otro perfil, es el de los niños y niñas que permiten recibir estas agresiones o se autolesionan, ellos mimos. Son adolescentes o menores, que pueden carecer de autoestima, habilidades sociales, inteligencia emocional.

Puede que no sepan como gestionar sus emociones o no conozcan como afrontar sus problemas de forma adecuada.

¿Llegáis a atender casos de autolesiones en vuestro gabinete? 

No, nos ha llegado ningún caso de autolesiones por participar en este tipo de ‘juegos’, pero sí hemos conocido otros casos.

sí, que hemos tenido situaciones en las que existen autolesiones en brazos o piernas.

¿Qué cambios de conducta, nos pueden indicar que está ocurriendo algo?

  1. Retraimiento social y emocional.
  2. Cambio brusco de comportamiento en casa o en el colegio.
  3. Intentar taparse el cuerpo.
  4. No dejar que las personas se le acerquen o le toquen.

¿Qué deben hacer los padres sí se encuentran ante una situación similar?

Buscar ayuda de un especialista cuanto antes, ellos les darán información acerca de lo que hay qué hacer y cómo actuar.

La rapidez en estos casos
es de vital importancia.

Para prevenir estas u otras situaciones de peligro:

  1. Establecer un estilo de comunicación cercano con sus hijos/as.
  2. Deben de entender y percibir que su madre o su padre son las personas a las que acudir cuando tienen un problema. No somos sus amigos, somos padres.
  3. Acude a un profesional rápidamente.

Los ‘juegos’ que pueden llegar a la autolesión en menores, ¿ocurren con más asiduidad de lo que nos pensamos?

Sí, son conductas que se dan entre los adolescentes con mayor asiduidad de la que podemos pensar

Redacción: GBM

Si te ha gustado, también te puede interesar:

 

CM Community Manager

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí