Hace muy pocos días que el movimiento LGTB ha sido el foco de todas las miradas debido a la celebración del World Pride en Madrid.

Nosotros hemos querido acercarnos a las familias LGTB, para conocer cuáles son sus preocupaciones y sí son aceptados con normalidad en el ámbito escolar. Para ello en este artículo nos acompaña Galehi.

Conozcamos a las familias en diversidad que nos acompañan.

¿Ante qué problemas os encontráis las parejas que quieren formar una familia LGTB?

Es evidente que hoy día es mucho más fácil formar familia que hace unos años. La aprobación de la ley del matrimonio igualitario supuso un avance para formalizar nuestras relaciones de pareja, pero su vez nos cerró el acceso a adopciones internacionales en casi todo el mundo.

Las mujeres lesbianas tenemos más facilidad para formar familia, eso es evidente, pero el hecho de que los ingresos de las mujeres estén por debajo del de los hombres supone que en una pareja de mujeres los ingresos son doblemente más bajos y lo que la naturaleza nos da el patriarcado nos lo recorta.

Los tratamientos de reproducción asistida son muy caros  y no en todo momento ni en todos los lugares el acceso a los tratamientos  de la  Seguridad Social ha sido igualitario.

En cuanto a las parejas de hombres, las opciones para formar familia que les quedan son, el acogimiento o la gestación subrogada fuera de España. En estos momentos una de nuestras reivindicaciones es la regulación de la gestación subrogada en España.

¿Cuántas familias están asociadas?

Nuestra asociación está compuesta por una masa social de unas 500 personas entre madres, padres e hijos e hijas. Como socios/as tenemos alrededor de 200.

En septiembre muchas familias LGTB se incorporarán a las aulas. ¿Cómo suelen ser recibidos vuestros hijos e hijas?

Por norma general son bien recibidos y acogidos en las aulas.  Aunque siempre tenemos que estar con la lucha de que esa realidad se vea representada en el lenguaje en los libros de texto, en las actividades, etc.

Nosotras siempre aconsejamos a nuestras familias que sean familias visibles en el ámbito educativo puesto que esto ayuda muchísimo a la normalización de las realidades familiares de nuestras hijas e hijos dentro de la escuela.

¿Son los padres y madres de otras familias, los que os miran con más recelo o los niños?

Las miradas de recelo y furtivas en muchas ocasiones son por ignorancia y por desconocimiento. Normalmente con el paso del tiempo, se dan cuenta que somos, vivimos, nos organizamos y respiramos igual que ellos y ellas se les pasa el recelo.

Cuando ven la naturalidad con la que sus hijos e hijas hablan, juegan y se relacionan, con los nuestros se tranquilizan.

¿Cómo han vivido y crecido los que son padres y madres ahora?

La parte de la sociedad que no admite o no ve con buenos ojos a las familias LGTB ¿Por qué creéis qué es?

Fundamentalmente por ignorancia y ceración de mentes. Cada semana aparecen comentarios ofensivos para nuestras familias de parte de algún miembro de la iglesia católica y/o de otras religiones. Afortunadamente esta sociedad, en general, está más en otras cosas.

Existen organizaciones como la de Hazte Oír que nos atacan directamente. En ese sentido pedimos a las autoridades y administraciones publicas tolerancia cero con este tipo de manifestaciones, que bajo el marco de los derechos humanos defiendan la dignidad y la respetabilidad de todos y todas.

¿Os habéis encontrado ante casos complicados en algún centro escolar?

No tenemos constancia de que estén ocurriendo, casos graves. Claro es, que si llevas a tu hija o hijo a un colegio religioso es posible, que no legal, te pongan alguna pega para matricularlo.

En el día a día nuestros hijos e hijas soportan comentarios del tipo:

¿Como no vas a tener papá? será que se ha muerto o que está de viaje.
¡No se puede no tener mamá! Las mamás son los mejor.
te callas que tus madres son tortilleras.

Nuestros hijos e hijas, soportan todo esto. Pero es por el amor y respeto en que se les educa en sus familias. Aprenden a enfrentarse a estos insultos desde la seguridad y empoderamiento que les otorga que su familia sea visible.

¿Dónde creéis que se encuentra la solución?

La solución como casi todos los males de esta sociedad reside en la educación y en una legislación que obligue a introducir la diversidad familiar y afectiva sexual en los currículos escolares.

NO sólo por el derecho de nuestras hijas e hijos a sentirse reconocidos sino por el derecho del resto del alumnado a conocer las distintas realidades que componen esta sociedad en la que viven.

Para quién esté leyendo esta entrevista y quiera a explicar a sus hijos, la diversidad familiar,  ¿tenéis algún tipo de material qué les pueda ayudar?

Existen cuentos infantiles con los que se pueden explicar muchos tipos de familias. 

Aunque por encima de todo esto la mejor forma de explicar a sus hijos es desde el respeto, la tolerancia y en el convencimiento de que en esta sociedad cabemos todas y todos.

este es el camino  y tu ayuda es fundamental. Si crees que debemos educar desde el respeto, tolerancia y diversidad, comparte con otras familias.

Redacción: GBM

 

CM Community Manager

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí