¿Has pensado en utilizar flores de bach para que tus hijos duerman bien?

¿Quieres saber cómo pueden ayudar las flores de bach al sueño reparador de los niños?

En época de cambios es normal que se altere el sueño de los más pequeños, el inicio del curso escolar, la vuelta a las rutinas, un cambio de colegio o un cambio de ciudad puede alterar el descanso nocturno de los niños.

Como padres y madres de hoy buscamos alternativas para ayudar a nuestros hijos a conciliar el sueño de forma natural. Una alimentación sana y hacer deporte son fundamentales para que el descanso de los niños sea reparador.

Si aun siguiendo estas recomendaciones el sueño de los niños es intermitente, puedes recurrir a métodos alternativos y naturales como las flores de bach.

Abandonarse al sueño es un placer inmenso para la mayoría de los niños y para los padres que les ven dormir plácidamente. Sin embargo, no siempre los niños duermen bien.

Hay interminables razones para ello:

  • Un problema en el colegio
  • La llegada de un hermano
  • Una pelea con un amiguito
  • Discusiones en la familia que les alteran
  • Cambio de colegio
  • Cambio de curso, entre otros.

Cuando esto sucede, una manera de mejorar la calidad del sueño y evitar el insomnio es tomar flores de Bach.

La importancia del sueño reparador

Dormir bien es fundamental, pues el sueño es reparador y tiene muchas funciones positivas; entre ellas, además de permitirnos descansar y recuperar nuestra energía para afrontar un nuevo día nos sirve para fijar todo lo que hemos aprendido durante el día. Es por esta razón que los niños duermen tanto cuando son pequeños.

Los adultos tenemos demasiadas preocupaciones que nos impiden conciliar el sueño y en el caso de los niños las preocupaciones se muestran a menudo en forma de miedos que les impiden dormir.

Como padres y madres hay que saber que los dispositivos móviles y videojuegos alteran la calidad del sueño, por este motivo hay que retirar el uso de este tipo de dispositivos como mínimo un par de horas antes de ir a dormir.

Los miedos y los niños

Los niños experimentan con mucha frecuencia los miedos innatos de la especie humana como el miedo a la oscuridad y a no sentirse seguros y desprotegidos. Estos miedos les hacen irse a acostar intranquilos y asustados.

Además de los miedos innatos en niños, existen los miedos a los cambios como los que hemos citado al principio.

Si se van a dormir inquietos, es probable que su sueño no sea reparador y que tengan pesadillas.

Si se despiertan sobresaltados por alguna de ellas, es muy probable que al día siguiente no quieran ir a dormir pues tendrán un nuevo miedo, el de volver a soñar “cosas feas”, como en alguna ocasión me han dicho los niños.

Cualquier situación que para ellos pueda ser estresante, como la vuelta al cole después de un largo verano, la llegada de un hermanito o problemas familiares les afecta y pueden ocasionarles sueños intermitentes o pesadillas.

Las flores de bach para los niños

Flores de bach

Desde la terapia floral y la toma de las flores de Bach se pueden paliar muchas de las causas que no permiten a los niños dormir bien.

Hay una gran variedad de tipos de flores de Bach que ayudan y permiten que el niño se vaya a dormir tranquilo y sereno.

Las flores de Bach apropiadas para cada niño debe decidirlas el terapeuta que le trate después de una sesión con sus padres si el niño es muy pequeño o con ambos (padres y niños) si estos últimos ya tienen más de seis o siete añitos.

Esto es muy importante porque cada niño es un mundo y hay que tener en cuenta lo que le pasa a él en este momento de su vida, así como su personalidad pues es el carácter peculiar del niño el que causa su reacción.

En muchos casos los padres piensan que su hijo está durmiendo mal esporádicamente y sin embargo quieren resolver el problema o tener alguna solución por si volviera a ocurrir. Para esos casos aquí os recomiendo algunas flores de bach que podrían ser muy útiles:

  • ASPEN

Siempre que el niño se despierte sobresaltado y haya tenido pesadillas y sienta un miedo extraño que no sepa verbalizar.

  • HOLLY Holly, flores de bach

Ayudaría si el niño está celoso por la llegada de un hermano y siente que no le hacen caso a él.

  • ROCK ROSE

Es la flor indicada si el niño está muy asustado y cuenta antes de ir a la cama que tiene miedo de los monstruos que aparecen por la noche.

  • MIMULO

Es esta otra flor fundamental para apaciguar los miedos concretos de los niños, como el miedo a la oscuridad, a estar solo, a que papá no esté en casa…

  • ROCK WATER Y VERVAIN

Permiten que el niño se relaje y vaya a la cama más tranquilo.

Cada una de estas flores de bach puede tomarse sola o bien mezclarlas todas para hacer así un preparado más completo.

En caso de elegir una sola flor, que podréis comprar en los herbolarios, tendréis que añadir cuatro gotas de la esencia en una botella de agua mineral de un litro y si decidís añadir alguna flor más, incluíd otras cuatro gotas de la esencia en la misma botella de agua.

Cada vez que el niño tenga sed, le dais de esta mezcla durante varios días. Es decir, tendréis que preparar continuamente botellas de agua mineral con las esencias hasta que notéis que el niño ya duerme bien y se va a acostar contento y  tranquilo.

Tendréis que procurar también que el niño tenga una rutina a la hora de ir a dormir. La rutina, acostarse siempre a la misma hora y tener un pequeño ritual como bañarse antes de cenar y después escuchar un cuento, por ejemplo, les da mucha seguridad.

Mercedes López Redero

Terapeuta Floral Integrativa y Terapeuta Gestáltica

Si te ha gustado, también te puede interesar:

Imágenes: Wikimedia, Pixabay

 

CM Community Manager

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí