El uso del dron como hobby o como vuelo recreativo, no necesita de ninguna habilitación por parte de AESA, pero si se deben de cumplir unas normas de seguridad.

La legislación de los drones o RPAS es un tema que se debe tener muy en cuenta cuando como padre o madre compras un dron para tus hijos.

Por regla general, cuando se utiliza el vuelo de un dron de forma recreativa, no hace falta ningún permiso especial por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aerea (AESA), pero si es necesario que conozcas las normas que detallaremos más abajo.

Cuando se vuela un dron por primera vez es recomendable comprar uno sencillo, de bajo coste. Al principio y mientras aprendes a controlar su vuelo es muy frecuente que se caigan por lo que si se estropea no te dolerá tanto. Aunque existen repuestos para cada uno de sus componentes ya no será el mismo, ni volara igual.

El precio de un dron para ocio y diversión puede ser de entre unos 50€ a 75€.   

Entre 100€ y 200€, puedes encontrar algún modelo con cámara integrada, que aunque no lleguen a tener imágenes de buena calidad, te divertirás con sus acrobacias.

A partir de 600€ ya puedes tener un dron muy aceptable para volar y con cámaras de HD.

Otra recomendación a la hora de comprar este tipo de aeronave es su autonomía. Cuanto menor coste, menor duración de batería. Los más básicos, suelen rondar los 6 a 7 minutos. Hasta los 25 a 30 minutos de un dron civil profesional.

No hay una edad definida para volar un dron como hobby. Pero si hay que cumplir unas normas básicas. Hay que tener muy en cuenta, que serás el responsable final de cualquier acto ilícito que se lleve a cabo con tu aeronave.

Normas básicas, para el vuelo recreativo:

  • El vuelo no puede superar los 120 mts de altura o sobrepasar los 500 mts de distancia
  • El vuelo de un dron solo esta permitido durante el día
  • No puede volar a menos de 8 kms de un aeropuerto
  • No está permitido el uso en ciudades o sobre aglomeraciones de personas al aire libre
  • No se pueden grabar fiestas, manifestaciones o conciertos, salvo que el recinto esté cerrado y bajo techo
  • Solo se deben volar en zonas adecuadas para ello. Zonas de aeromodelismo, zonas despobladas.
  • Los daños que se puedan causar son responsabilidad de quien lo pilote. Si es tu hijo, como padre y madre serás responsable.
  • No pueden volar donde se realicen vuelos con otras aeronaves a baja altura (parapente, paracaidismo, helipuertos).

Es importante que tengas claro que un dron no es un juguete. Su uso imprudente, las multas pueden alcanzar los 225.000€.

Cumplir las normas y el sentido común es fundamental a la hora de comprar a tu hijo y sobretodo hacérselo saber a él también.

Con relación a las imágenes grabadas con un dron, debes tener en cuenta la intimidad de las personas, ya que en algunos casos es necesario tener permisos de las personas a las que grabas.

Sigue estas normas y podrás disfrutar de esta aeronave y su vuelo sin ningún problema.

Si quieres empezar a disfrutar del vuelo de un dron mira este vídeo

Artículo cedido por RPASWorks

Si te ha gustado, también te puede interesar:

 

CM Community Manager

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí