La sonrisa de los niños es una de las primeras formas de comunicación.

Según los expertos la sonrisa de los niños ayuda a construir la relación con los padres y el entorno de más cercano, hermanos, abuelos, primos, tíos o amigos.

Algo que ocurre antes de nacer, muchos padres han podido disfrutar de esas sonrisas, con las famosas ecografías 4D.

Aunque durante esta etapa no es una sonrisa como tal sino un reflejo del músculo risorio, que deja de serlo al nacer cuando ya lo hacemos de forma voluntaria.

Según los estudios, realizados por la psicóloga del Hospital Ruber, Elena Santos, de la Unidad de Personalidad y Comportamiento, desde la semana 11 de gestación, el feto empieza a sonreír.

A partir de los primeros meses, los bebés sí sonríen como tal y no como un reflejo. Lo utilizan como una herramienta que les es muy útil, para llamar la atención entre los que están a su alrededor y comunicarse

Por otro lado, el catedrático de Psicología, de la Emoción y la Motivación de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), Enrique García Fernández-Abascal, manifiesta que en las primeras semanas de vida el bebé  lo que está haciendo es ensayar, lo que será su sonrisa. Pone en marcha sus músculos. Es a partir de los dos meses, cuando se convierte en una sonrisa real.

¿Cómo sabemos si es una sonrisa real o no?

El Dr. García Abascal, asegura que la sonrisa viene acompañada de arrugas. Se involucran los músculos cigomáticos, labios, elevación de mejillas produce

Esto produce arrugas alrededor de los ojos

Así podemos diferenciar una sonrisa real, de lo que es un reflejo antes de nacer o un ensayo muscular en los primeros meses del bebé.

Los bebés se ríen entre 300 y 400 veces al día, los adultos 20 o ninguna. Perdemos facultades con el tiempo y es que no nos sorprendemos con todo ni respondemos a estímulos de la misma manera.

Los niños se ríen por puro disfrute, son sinceros. Los adultos, en algunos casos, por agradar al otro. Es una sonrisa social.

En todo caso, mejor no analizar si las sonrisas que vemos son reales o ficticias, sonrían igualmente.

No se preocupen de esas arrugas

Sí son producidas por unas buenas carcajadas, siempre merecerán la pena

¡A sonreír!

 

CM Community Manager

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí