Niños y Teléfonos Móviles ¿Cuándo y Para Qué?

Catalina Fuster BennasarEntrevistamos a Catalina Fuster Bennasar, psicóloga, mediadora, formadora y coach certificada por ASESCO; que desde hace más de veinticinco años trabaja acompañando a las personas en sus cambios y mejoras, ha aprendido a encontrar las técnicas y conocimientos para ayudar a resolver el malestar de las personas. Es especialista en trabajar con familias en mejorar la convivencia.

¿A qué edad les dejamos tener un teléfono móvil a niños?

Difícil respuesta que precisa conocer algunos de detalles, porque no todos los niños son iguales, aunque hay que tener en cuenta que cualquier teléfono que se deje en manos de un menor, antes de los 12 o 13 años, y que se pueda usar para algo más que llamar, es un instrumento de riesgo que requiere mecanismos de control.

“EL TIEMPO DE USO DE LOS MÓVILES TIENE QUE SER LIMITADO, PACTADO Y RESPETADO”

movil-adolescentes

Cuando nos piden un teléfono para usar Whatsapp con sus compañeros, o para intercambiar fotos y publicar en Facebook, entran en un universo sin control y con múltiples peligros: juegos con chats en el que personas de todo tipo (con intenciones diversas) pueden ponerse en contacto con otros, sean mayores o niños; juegos que pretenden que se esté conectado todo el tiempo y que se compartan los resultados obtenidos. Los teléfonos llevan localizador GPS, que permite saber dónde estaba alguien hace 2 horas o hace 10 minutos. Y esta información sirve para lo bueno y para lo malo.

 

El tiempo de uso de los móviles tiene que ser limitado, pactado y respetado, y no siempre ofrecer el móvil como recompensa. Vamos a enseñarles que tiene diferentes usos, también para el estudio, porque es una herramienta. Imprescindible que haya control y vigilancia sobre conversaciones y contenidos que hay en el dispositivo y que ellos sepan que lo vamos a mirar, hasta que consideremos que sea necesario hacerlo,  porque entra dentro de las responsabilidades parentales.

Niños-dispositivos-móviles

“No se trata de prohibir ni limitar para cortar de cuajo los riesgos, se trata de informarse e informarles”

Padres y madres actuales nos enteramos a medias, algunos más que otros, aunque disponemos de herramientas de control parental que podemos utilizar para ese fin.

¿Sabes si tus hijos publican cuándo os vais de vacaciones y la casa está vacía? ¿Sabes si explican que se van a quedar solos el fin de semana? ¿Sabes que habitualmente pueden estar facilitando la localización exacta de tu casa?

No se trata de prohibir ni limitar para cortar de cuajo los riesgos, se trata de informarse e informarles a ellos para ser conscientes de lo que comparten y con quién.

CM Community Manager