Para abordar este tema nos hemos acercado a profesionales del sistema sanitario que están a favor de la vacunación y de su calendario. 

Sol Briceño, pediatra, neuróloga y colaboradora de la revista nos da su opinión como profesional acerca de la importancia de las vacunas.

1- ¿Cuál es el calendario de vacunas de los niños y adolescente?

De acuerdo con los estándares de salud establecidos por la Organización Mundial de la Salud, en cada país, se establece un calendario de vacunas que se adapta a la población autóctona y a la realidad social de cada región.

En el caso de España, el calendario de vacunas está propuesto por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y está adaptado por cada una de las Comunidades Autónomas.

En líneas generales, el calendario de vacunas de los niños que residen en España se inicia desde el nacimiento y se concluye sobre los 14 años.

No obstante, es importante destacar que los pediatras estamos a favor de tener un solo calendario vacunal para toda España. Por esta razón, cada año, el Comité de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría revisa y recomienda las vacunas que deben recibir los niños y adolescentes que viven en España.

calendario de vacunación

Para este año se ha recomendado las siguientes vacunas:

  • La vacuna contra la Hepatitis B y A
  • Tétano
  • Difteria
  • Tosferina
  • Sarampión
  • Rubeola
  • Varicela
  • Neumococo
  • Meningococo B
  • La anti poliomielítica
  • La vacuna contra el Haemophylus influenzae tipo B 
  • La vacuna contra el virus del Papiloma humano, está ultima se está colocando solo en las niñas.

Asimismo, se recomienda la vacuna contra el Rotavirus y contra el Meningococo B, estas dos últimas vacunas no están financiadas por el sistema nacional de salud.

2- ¿Los padres y madres tienen suficiente información acerca de este tema?

Considero que la población en general a alcanzado un mayor discernimiento sobre las inmunizaciones. No obstante, eso no quiere decir que los profesionales sanitarios dejemos de dar información sobre este tema.

Como en todo, cada vez se van adquiriendo nuevos conocimientos sobre medicina y de esto no escapa las vacunas. El campo de investigación de las vacunas es muy dinámico y fascinante.

Esto nos obliga a los pediatras y enfermeros que colaboran en las consultas pediátricas a transmitir la importancia de vacunar a los niños y dar toda la información necesaria que requieran los padres sobre las inmunizaciones.

Probablemente un punto en el que, si deberíamos fortalecer y transmitir más información es en dar a conocer que las vacunas, también pueden y deben ser administradas en la población adulta que no esté correctamente vacunado.

3- ¿Hay vacunas que son más importantes que otras?

Todas las vacunas son importantes y necesarias. Hay que recordar, que las vacunas son consideradas como uno de los factores determinantes en la disminución de la morbilidad y la mortalidad infantil. Vacunar es ganar en salud.

4- Según su opinión. ¿Cuáles no deberíamos dejar pasar?

Ninguna vacuna recomendada en el calendario de inmunización de un niño o adulto se debe dejar pasar.

Lo que sí es importante resaltar a la población en general es que los esquemas de vacunación implementados en cada país siguen un protocolo adecuado de logística, administración y conservación de la misma.

No con ello estoy diciendo que cuando se promueve la comercialización de una nueva vacuna, los esquemas de vacunas adaptados en el país no amplíen su cobertura y no adicionen las nuevas vacunas.

El gran reto que existe mundialmente promovido por la OMS y la UNICEF es que las inmunizaciones lleguen a el mayor número de niños, con un esquema de inmunización lo más amplio posible y que se puedan beneficiar en el menor tiempo.

Tienen tanta importante las vacunas que hay que mencionar el siguiente hecho: si una persona va a viajar o va a vivir a un área endémica para una enfermedad infectocontagiosa que sea susceptible de prevenirse con una vacuna, no debería tener dudas en colocar dicha vacuna y seguir la recomendación dada por el personal sanitario, así como en muchos de los casos es una obligatoriedad para poder viajar a ese país.

5- ¿Qué contiene una vacuna?

Investigación vacunas

Las vacunas son productos biológicos que contienen antígenos obtenidos de los virus y bacterias que ocasionan la enfermedad infectocontagiosa y que son capaces de estimular el sistema inmunitario del niño con el fin de dar una respuesta favorable de por vida y de esta manera, en caso de volver a estar en contacto con dicho microrganismo no permite desarrollar la enfermedad.

Conjuntamente las vacunas también contiene líquidos de suspensión, estabilizantes, preservantes, antibióticos y coadyuvantes.

6- ¿Qué efectos secundarios puede tener?

Las vacunas tienen un alto nivel de seguridad. No obstante, pueden verse en algunas ocasiones los efectos adversos o secundarios a la administración de los productos biológicos o los productos farmacológicos.

Estos efectos adversos de las vacunas pueden ser dolor, eritema o inflamación en el área de inyección. Se puede también presentar aumento de la temperatura corporal o fiebre.

Como se puede denotar son efectos adversos que no tienen mayor importancia frente al beneficio de disminuir la morbilidad y mortalidad infantil.

Los padres pueden tener la confianza que las vacunas son seguras y eficaces.

Tienen unos estándares rigurosos en la producción, dispensación y administración de las mismas y se trabaja por que en cada país, existan los organismos implicados en la supervisión y alerta ante probables efectos indeseados.

7- ¿Por qué hay personas que no están a favor de la vacunación?

Probablemente se trate principalmente de desconocimiento y este genera desconfianza y temor.

Resulta difícil de razonar que ante el avance que ha representado para la humanidad el descubrimiento de las vacunas todavía pueda existir dudas sobre las mismas.

Tan solo mencionare que solo hay que ver, la tasa de mortalidad infantil y sus causas entre los países industrializados y los países en desarrollado donde no se ha alcanzado una cobertura de inmunización mayor del 90%.

En los países en vías de desarrollo estás tasas de morbilidad y la mortalidad infantil son elevadas y no se justifica que se deteriore la salud del niño ante las enfermedades prevenibles y que se pueden evitar a través del sencillo acto de vacunar.

Es lamentablemente como las políticas gubernamentales en muchos países en vías de desarrollo, no tienen programas eficaces que permitan alcanzar y llegar a toda la población infantil.

8- Sino vacunamos a nuestros hijos e hijas, ¿a qué nos podemos exponer?

A que padezcan las enfermedades prevenibles por las vacunas, por lo tanto, a que desarrollen las secuelas y lesiones propias de cada una de esas enfermedades infectocontagiosas y que se deteriore la calidad de vida del niño pudiendo ocasionar el fallecimiento de su hija o hijo. Usted padre o madre decide por su hijo, salud o enfermedad.

Imágenes: Pixabay, Pixnio

Redacción: GBM y CMC

Si te ha gustado también te puede interesar:

 

CM Community Manager

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí