Contamos con la colaboración de una profesional de la fotografía: Lubezka Luque de Atrapa La Vida, que nos contará cómo hacer fotos a los niños

Hacer fotos a los niños es una de las experiencias más enriquecedoras que he vivido porque cuando te apasiona lo que haces y además valoras al niño como ese ser puro, curioso, lleno de sorpresas y enseñanzas que es, la vivencia se traduce en conectar con su esencia juguetona, con la alegría propia de esta edad.

Entonces, es allí cuando surge la magia y todo fluye.

¿Cómo se logra?

En primer lugar, con respeto al niño. Para mí, esto es parte fundamental. Respeto a sus ritmos, respeto a sus horarios. Por eso en mis sesiones me aseguro con cada madre o padre que fijemos una hora que coincida con su horario habitual de actividad y juego.

Cuido mucho el tiempo que dedico a cada reportaje porque no puedo darme el lujo de que se aproximen a sus horas de siestas, de meriendas o comidas.

¡El tiempo previo a la fotografía es clave!

Ahora, siguiendo con la misma onda del respeto, otro aspecto a considerar es el tiempo que dedico a fotografiarles. Curiosamente y al contrario de lo que algunos pensarán, más tiempo no es necesariamente más cantidad y ni calidad en las fotos.

Es decir, dedico el tiempo y la atención necesaria para conocerles un poquitín, determinar si se sienten cómodos conmigo, con la presencia de la cámara, les permito que se aproximen a ella, que hagan alguna foto, que se vean en pantalla…

Es tiempo también para determinar si más bien necesitan todo lo contrario; es decir, que guarde una distancia prudencial y les deje jugar e interactuar con sus padres para que se sientan cómodos.

Fotos a niños en movimiento

Una vez logrado este objetivo, ¡lo que viene es juego y no poses!

A mí, particularmente no me gusta, ni se me da bien posar, por lo tanto, no tengo la más mínima intención de exigírselo a un niñ@.

Así que mi estrategia es siempre la de jugar, porque el juego permite que afloren muchas formas de expresión, les conecta con la alegría, la creatividad y se visibilizan los verdaderos y más bonitos lazos afectivos.

¿Trucos y sorpresas?

¡Sí! Siempre hay un par de estrategias infalibles, desde mi punto de vista.

Lo primero es escoger escenarios al aire libre… Libre porque en libertad casi tod@s l@s niñ@s se sienten bien. Y si hay césped para correr, hacer volteretas, espacio para jugar con un balón, columpios, tobogán…¡Mejor!

¡Eso sí! Hay que llevar pensado un plan de entretenimiento y cierto criterio en el cambio de actividades para que no se cansen antes de tiempo ni se aburran.

Todo está en encontrar el equilibrio para proponer un cambio de actividad y sacar una carta bajo la manga cuando ya sea evidente que pierden el interés.

Dependiendo de la edad del niñ@, contempla juegos o juguetes que sepas que disfrutará.

Niños jugando en la playa

¡Salto, corro… Fotografía en movimiento!

Y ahora que ya están a gusto y juegan, los ajustes de la cámara fotográfica son mis aliados para atrapar la vida en un instante!

Mucha luz en un espacio al aire libre me permite ajustar una apertura de diafragma pequeña, o lo que es igual a un valor f. alto (por ejemplo, f.11 o más). Con esto conseguirás imágenes enfocadas.

También, debes utilizar una velocidad de obturación alta (velocidad de disparo rápida), que podría empezar con un valor de 1/250 segundos. Hay que probar e ir haciendo ajustes.

Por último, recomiendo el uso de objetivos luminosos (lentes cortos) y configurar el foco de tu cámara en la función específica para imágenes en movimiento. Esta es una opción que ajusta el foco automáticamente, siguiendo al niñ@ en movimiento (en mi cámara, este ajuste es el AI Servo).

Como existen muchas alternativas en internet para indagar más sobre los aspectos técnicos, prefiero cerrar este artículo confesando que para mí es fundamental lo humano… dejar que aflore la creatividad y permitir que la personalidad de cada niñ@ oriente el reportaje, porque mi voto va siempre a favor de atrapar la espontaneidad y hasta ahora la experiencia me indica que es también donde más encanto encuentran padres y abuelos en las fotografías de sus peques.

Así que sobre todo céntrate en disfrutar y   ¡Atrapa la vida!

Redacción: Lubezka Luque

 

CM Community Manager

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.