Angelote, un reloj nacido del amor de un padre

Este es el mejor reloj de regalo para estas navidades, te hacemos una propuesta que ha nacido del amor de una familia: “Angelote, un reloj nacido del amor de un padre”.

Todo comenzó porque a  Angelote le costaba muchísimo aprender las horas en el reloj. Su padre, arquitecto, le dio vueltas y vueltas al asunto hasta que por fin encontró una solución, el reloj Angelote.

 

Cuando de la necesidad se hace virtud, que refrán mas sabio, como la mayoría, ¿no?.

Esta es una bonita historia de amor, con la que me tope de casualidad y no he podido reprimirme en compartirla contigo. 

No sólo porque puedas necesitar estos relojes tan especiales, sino porque, quien me conoce sabe que para mi hay temas… irresistibles. Un regalo con mucho corazón para estas navidades.

¿Por qué decidís diseñar el reloj Angelote?

Cuando nació Ángel (Angelote para todos), que tiene el síndrome de down te das cuenta de que aprender es un poco más complicado requiriendo un esfuerzo mucho mayor.

La aventura del reloj empieza en 2008 cuando Angelote se enfrenta al reloj y al aprendizaje de las horas.

Para él siempre eran las 12.00 en punto estuviesen donde estuviesen las manecillas del reloj. Fue entonces cuando pensamos

si Angelote no se adapta a los relojes serán los relojes los que se tengan que adaptar a él

Cuando Angelote probó el reloj y visteis que aprendía más rápidamente ¿tuvo que ser una gran alegría?

Casi no nos dimos cuenta, pusimos el reloj en la cocina debajo del que teníamos y en dos días Angelote leía el reloj. Lo que nos impresionó es que se quedó con la imagen y ya podía leer  otros relojes. Y como dice Ángel:

 

“Mi padre inventó este reloj para que yo aprendiera a leer la hora y como aprendí lo llamo Reloj Angelote”

Un proyecto que pasó de casa a la escuela para compartir con los profesores y tutores

Ante tal éxito, se lo llevamos a la profesora de apoyo del colegio Federico García Lorca, en Boadilla del Monte.  Que lo comenzó a usar con unos magníficos resultados.

Posteriormente lo llevamos al centro de apoyo escolar Apansa, en Alcorcón, e igualmente tuvo muy buena acogida.

¿Quién os encargó el primer reloj?

Cuando Ángel entró en el Colegio Virgen de Lourdes de Majadahonda, su tutor nos dijo en la primera reunión, que le había sorprendido que Ángel supiera atarse los zapatos y leer el reloj.

Le contamos que lo de los zapatos fue por pura insistencia y que lo del reloj era por el invento del Reloj Angelote. Le llevamos un ejemplar al colegio y al día siguiente nos llamaron porque

todos los profesores querían uno para su aula

Al final, después de los seis años que Ángel estuvo en el colegio, prácticamente había uno en cada clase.

¿Qué fue lo más difícil en el proyecto reloj Angelote?

Desde que lo diseñamos en el año 2008 no lo tuvimos registrado como diseño industrial hasta 2013.

 

Después hasta el verano de 2015 no tuvimos los relojes de pulsera. Encontrar un fabricante fue muy difícil, y fue cuando iniciamos la andadura como emprendedores.

 

 

 

¿Un reloj que es adecuado para cualquier niño o niña?

Por supuesto, niños o niñas con o sin discapacidad, ya saben… con el Reloj Angelotereloj_angelote_niños

niños y ñiñas
¡Si sabéis leer, sabéis la hora!

Pero también os habéis dado cuenta que el reloj Angelote, ¿puede venir muy para personas mayores?

Por supuesto, para personas mayores con ciertas patologías, les es más fácil interpretar la hora, sólo saber leer.

Reloj de pared de pulsera, ¿en qué estáis pensando ahora?

Tenemos un rompecabezas ya diseñado pero en espera de producción y en mente una App para móvil.

Ja, ja, ja, Es muy zalamero y simpático pero también es un poco cabezota y cuadriculado. Sí la verdad, que quien le conoce cae en sus redes. Tenemos el apoyo de muchas personalidades y asociaciones, por lo que estamos muy agradecidos

¿También habrá habido momentos complicados?

Como con cualquier hijo, los problemas crecen con él, pero también las satisfacciones son mayores.

¿Qué habéis aprendido de Angelote, Lola, Lola junior y tu?

La paciencia, la tenacidad, el optimismo, la alegría, la ternura, el cariño.

El futuro no existe hasta que no llega
y no hay que preocuparse hasta que no está ahí

Redacción: GBM

Si te ha gustado, también te puede interesar:

 

 

CM Community Manager

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí